domingo, 17 de enero de 2016

Fantasías autodestructivas (EmeCé Bernal)



Tengo idealizados, en mis fantasías más autodestructivas, a aquellos hombres de los que ella ha estado enamorada. A aquellos de los que a veces me habla. A aquellos de los que no supo que había estado enamorada hasta que dejaron de estar en su vida. Y me pregunto si llegará a saber si está enamorada de mí y, llegado el momento, si esto ocurrirá estando juntos, o si le contará a otro hombre algún día cuánto me quiso, y ese hombre sentirá el mismo miedo y las mismas inseguridades que yo siento ahora con respecto a su amor por mí. Aunque lo cierto es que no sería justo responsabilizarla solo a ella de mis flaquezas, yo también estuve enamorado antes de otras mujeres, y también sentí el miedo que siento ahora con ella, solo que aquellas historias que un día fueron tan inseguras ya no me asustan, se me antojan seguras, dominadas. Aquellas historias forman parte de una evocación, sosegada desde la distancia. El paso del tiempo dulcifica el pasado, mientras que el presente es una nube que solo se desvanece atravesándola. Francamente, estoy seguro de que ella también tiene fantasías autodestructivas que le producen miedos. Son nuestros miedos, de hecho, los que se convierten en monstruos cuando discutimos, cuando ambos batallamos por destruir las fantasías más insoportables que nosotros mismos hemos creado.




EmeCé Bernal, Con vistas a tu interior y al mío