viernes, 2 de mayo de 2014

La paja en el ojo del vecino (EmeCé Bernal)


Me sorprenden las personas que, teniendo faltas de ortografía, critican a otras que tienen faltas de ortografía. Me sorprenden las personas que, aunque jamás dejarían sus vidas en manos de un curandero, sí dejan la vida de sus bebés en manos de tópicos tan tradicionales como poco científicos. Me sorprenden los docentes que, teniendo encomendada la labor de enseñar, no tienen inquietudes por aprender cosas nuevas. Me sorprenden los médicos que, aunque nos advierten de los peligros del tabaco, fuman. Me sorprenden las personas que, teniendo confiada la labor de velar por el pueblo —concedida por el mismo pueblo—, en lugar de mirar por nosotros nos están «desterrando». Creo que no es tan difícil hacer las cosas bien… Y, supongo que, si cada uno mirara la paja en su ojo en lugar de estar pendiente de la paja en el ojo del vecino, la vida sería mucho mejor de lo que es…

EmeCé Bernal, «La paja en el ojo del vecino»